ENVEJECIMIENTO Y ACTIVIDAD FÍSICA

El Envejecimiento produce modificaciones anatómicas y fisiológicas con cambios psicológicos, emocionales, neurológicos y de relación sociofamiliar, además de los trastornos a nivel físico.

Por otro lado, el descenso de las capacidades físicas que disminuye en un 1% por año a partir de la adolescencia, es uno de los efectos indeseables del Envejecimiento.

En la actualidad, existe una gran variedad de actividades para mantener o mejorar los niveles de actividad física en nuestros mayores, tales como programas individuales o en grupos, programas relacionados con estiramientos, relajación, aeróbico, de fortalecimiento, donde el objetivo debe ser realizar movimientos simples y a una intensidad moderada como andar, bailar, subir, acelerar, nadar, etc.

La frecuencia, duración e intensidad de los ejercicios deben ser suficientes como para mantener esfuerzos en el sistema cardiovascular, pulmonar y locomotor (sin agotarlos), prestando especial atención a aquellas personas mayores de 65 años ya que la frecuencia cardíaca tiende a variar.

Es de mera obligación y muy aconsejable, que cada vez que un individuo se inscriba en un programa de ejercicios físicos, la persona responsable de dirigir la actividad, le realice un diagnóstico preliminar. Este diagnóstico consiste en conocer riesgos cardiovasculares como Hipertensión, Glucosa, Colesterol Total, y Obesidad. Así mismo se deberá también realizar una serie de valoraciones a nivel del Aparato Locomotor, Vista y Oído, Trastornos del Comportamiento y el Consumo de Fármacos.

Cada uno de los factores de riesgo anteriores determinará si el sujeto es un practicante de alto, medio o bajo riesgo. Solamente los practicantes de alto riesgo tienen que asistir a un reconocimiento médico tanto para realizar ejercicios moderados o intensos. También es aconsejable un reconocimiento para el grupo de los de mediano riesgo, pero sólo cuando el programa sea de actividades intensas y no moderadas.

La relación entre la muerte prematura y la actividad física es directa. “Mueren los menos entrenados” (Steve Blair). La prevención es el papel principal de la actividad física para aumentar el flujo sanguíneo y mejorar el oxigeno entre vasos y músculos. En personas entrenadas existe menor riesgo de padecer isquemias graves porque el diámetro de las arterias coronarias es mayor.

Por lo tanto, las grandes ventajas del abandono del sedentarismo es frenar el proceso natural de dependencia, fomentando la interacción social y facilitando la realización de labores cotidianas de mera necesidad.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SONETO A UN PADRE AMIGO

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SABOTAJE A LA PERCEPCIÓN

Cuando nos presentan la puerta de salida, o nos exponen el final de un vínculo, nos bañamos interiormente en una sensación dolorosa. Si apartamos lo ideal y ponemos los pies sobre la realidad, descubrimos que esa sensación es tan solo una percepción. La percepción rompe nuestras fantasías construidas, sobre todo cuando nos han roto la ilusión en algo que esperábamos tener y no se da. Llegamos a creer que nos han abandonado, despreciado, infravalorado, elegido a alguien con mejores capacidades, pero tan solo es una percepción. Esto se da con frecuencia en aquellas personas que han depositado su ser en el otro. Porque nadie me puede heredar la sensación de abandono si nunca me ha podido poseer. Uno de los errores es creer que la otra persona va a complementar mi vida. Pienso que es todo lo contrario, en todo caso, va a añadir sus complejidades a las mías.

Cuando estamos fascinados por una persona, no vemos a la persona como tal, solamente vemos el placer que nos reporta, y cuando deja de reportarnos ese placer, nos desencantamos. El abanico de las relaciones amorosas es muy variado. Podemos encontrar una relación basada en la sexualidad, o en el amor sin sexualidad. También sexualidad amorosa (como nueva tendencia actual). El objetivo, el Amor con sexualidad.

Somos instinto, somos química, somos cuerpo, energía, emociones, sentimientos, estados de ánimo, y mente. Muchas veces la comunicación entre estos factores no es completa. Cuando algunos componentes se agotan, la relación no puede mantenerse. Comienza un camino donde se intenta buscar a la pasión ya perdida. Es aquí, donde la persona se hace vulnerable a  terceras personas, que la inspiran en la pasión, ya que su pareja se ha convertido en un simple amigo o compañero de convivencia. Si en una pareja ya no hay química y ellos necesitan todavía la sexualidad y la química, solamente pueden hacer dos cosas. Una romper la pareja, o cada uno se busca por su lado solucionar su vida sexual.

No hay otra forma de comprender que todo es pasajero, transitorio. Todos nuestros estados de ánimo también. Siempre recuerdo un bello aforismo que dice “Si lloras por no poder ver el Sol, las lágrimas te impedirán poder contemplar las Estrellas”. Tenemos que comprender que a todo encuentro le sigue un desencuentro. Es igual que abrazar una bienvenida de un ser querido que viene a visitarnos durante unos días. No podemos pensar en su marcha, de lo contrario su presencia en esos días no será fructífera. Hay que amar desde el propio ser, desde nuestro centro. Cuando se ama desde el Ego, todo va en líneas paralelas que nunca se encuentran. Al hacerlo desde el Ser, hay comunión, y esa comunión es realmente indestructible. Si uno no está en su centro, te vuelves un alma en pena porque la otra persona se lleva tu alma. Hay personas que con una rotura amorosa se han repuesto en una semana al desamor, porque han sabido metabolizarlo y aceptarlo, y otras han estado casi tres años llorando en una cama. Si vemos esta situación como algo doloroso, tenemos más posibilidades de poder observarlo, examinarlo y metabolizarlo. “SIMPLEMENTE DEJALO PASAR”.

 “Dedicado con Cariño a mi amiga Estrella y a Carlos

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

ACTIVIDAD FÍSICA Y PERIODO ESTIVAL

El “periodo estival” se define como el periodo del año donde las temperaturas suelen ser más altas. Es un periodo comprendido entre los meses de Junio y Septiembre. La actividad física puede encajar dentro de las múltiples actividades de ocio que desarrollamos, pero seguimos enganchados a tradiciones que aparentemente siempre se han entendido como buenas para recargarse y renovarse (las fiestas, el sedentarismo de playas y piscinas, etc..). Me llama la atención observar que un alto porcentaje de la población paraliza la práctica de la actividad física justo en este periodo, a pesar de haber trabajado meses anteriores para conseguir un buen aspecto físico o capacidad. Todavía tenemos el esquema de que VACACIONES = INTERRUPCIÓN. Para ello os aporto unos consejos para unas vacaciones más activas.

CONSEJOS:

a) Utilice la bicicleta en lugar del coche para ir a espacios naturales. b) Siempre hay que hidratarse antes de cualquier actividad física, sin olvidar hacerlo también durante el ejercicio y al finalizar el mismo. c) Es preferible realizar ejercicio a primeras horas de la mañana o últimas de la tarde ya que el calor provoca deshidratación y colapso del movimiento. d) No es lo mismo realizar el mismo ejercicio en Enero que en Agosto, por lo tanto deberíamos bajar la intensidad del mismo. e) Utilice ropa ligera y preferiblemente transpirable. f) Consumir frutas del tiempo, ya que éstas tienen las propiedades más necesarias para este periodo (como la naranja en invierno).g) Si percibe algún síntoma de mareos, náuseas, sed, dolor de cabeza y calambres musculares, .interrumpa el ejercicio inmediatamente y diríjase al centro de salud más cercano para una valoración preventiva.

A continuación se exponeN las actividades más practicadas en el periodo estival y sus recomendaciones:

CAMINAR: al menos media hora. Recomendable para aquellos practicantes iniciados o que tuvieron un año sin actividad. Es una actividad de bajo impacto para las articulaciones.

NATACIÓN: es una actividad ideal para aliviar problemas articulares y óseos. La hidroterapia es muy efectiva y con el movimiento más.

CORRER: Precaución si hay sobrepeso por sobrecargas. Si corremos en la playa es preferible utilizar zapatillas y correr por la arena dura.

PALAS PLAYA: mejora la coordinación general y visual. Es una actividad muy lúdica para realizar en la playa y evitar así el sedentarismo de tumbona. Ojo con los movimientos rápidos por encima de la cabeza (mates).

FÚTBOL: la actividad reina de todas es el fútbol, y si se practica en la playa más. El inconveniente está en que todos los de la familia quieren participar, y el abuelo ya no está para realizar un movimiento explosivo. Muy lúdica pero peligrosa para algunas edades si no se practica con moderación y adaptando el espacio e intensidad a la edad o discapacidad.

 

“No olvide que lo mejor del Verano es su salud y sin ella no podría disfrutar del mismo”

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

EL DUELO DEL AMOR

El Duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida (ser querido, relación, trabajo, etc.). Son largos los caminos que hay que superar para aceptar que todo terminó.En el caso de las relaciones de pareja, tras la separación, alcanzamos un estado de euforia inicial, buscando culpabilidades en la otra persona. Esas culpabilidades siembre se proyectan hacia fuera, nunca hacia nuestro interior.  La tristeza nos invade porque pensamos que somos los únicos engañados, incomprendidos, insatisfechos. Este sentimiento angustiante es temporal, ya que suele durar entre 2 y 12 semanas, incluso llegando hasta los 6 meses en el caso de las relaciones de pareja. Todo esto llega a superarse cuando nos damos cuenta que nuestra felicidad no está depositada en una sola persona, sino en nosotros mismos.

Cuando llegamos a ser conscientes de la ruptura, nos damos cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar. Puedo aceptar la pérdida, pero no olvidar a la persona porque muchos de los vínculos quedan abiertos incluso después de la separación (y aún más cuando la separación ha sido por una estupidez y un juego de dominación hacia el otro para imponer lo que nos gustaría recibir más que la posibilidad de poder dar que es el verdadero amar a alguien). Cuando estamos preparados para dar, es cuando podemos soñar con ese camino hacia el amor, pero si estamos a la espera de recibir podemos encontrarnos otras cosas diferentes que no serán de nuestro agrado.

Jorge Bucay en Amarse con los ojos abiertos dice que muchos de los problemas de pareja son problemas personales expresados en la relación, y lo que realmente molesta a cada una de las partes es no haber resulto situaciones que se dieron en su propia historia.

 “Si en una fiesta hay cien personas y me propongo elegir una pareja, elegiré a la persona con la que voy a repetir un viejo problema que tengo que resolver” (Herville Henrix).

Lograr conectarnos con lo que realmente nos pasa, poder reconocerlo, expresarlo y entender que las emociones que el otro nos provoca están relacionadas con nuestra propia historia es una de las reflexiones más grandes que podemos hacer para mejorar nuestras relaciones y nuestra vida. Por el contrario, cuando nos convencemos de que el otro es el culpable, nos embarcamos en la inútil tarea de lograr que deje de ser como es. Cuando nos preguntamos qué será lo que el otro provoca en mí, conseguimos acceder a nuestras emociones y abrimos la puerta a nuestra propia curación. Por eso, al dejar a un lado las acusaciones la relación cambia inmediatamente.

Cuando la ruptura ocurre por un arrebato o acto de enajenación mental transitoria, el duelo es mucho más potente y duro. Al no encontrar razón, el odio se manifiesta y suele ser un verdadero problema sobre todo para el que lo siente. Mientras se cultive el odio, se mantendrá el vínculo con esa persona. Esto no quiere decir que el odio deba transformarse en amor, el trabajo consiste en recomponer el vínculo como ex desde la aceptación, aceptando que el otro hizo lo que pudo. Es más fácil odiar que descubrir nuestras carencias una vez que la persona se va desdibujando en nuestra vida (elegimos odiar porque pensamos que así el olvido llegará antes). Si logramos superar la etapa del odio, tenemos la oportunidad de ver lo que hay detrás de él.

Lo que existía, ya no está y no es lógico intentar vivir con aquello que no existe, así que lo conveniente es transformar ese vínculo y llevarlo a un rincón en paz de nuestro corazón. Un lugar donde se nos mueva el sentimiento cada vez que lo recordemos, pero un lugar donde no exista dolor. La separación es un tránsito doloroso. Al principio, se manifiesta la angustia por estar en soledad, por no frecuentar esos lugares en los que a uno le gustaba estar, ese beso cálido, caricia inesperada, etc… En definitiva, todos aquellos regalos que hacían que de alguna manera se mantuviera la  relación.

Las nuevas tecnologías, se han unido a una de las razones de la separación de la pareja.Se suelen manifestar emociones que quedan escritas en un estado a la vista de depredadores oportunistas. ¿Quién no ha quedado sorprendido alguna vez en su vida cuando su pareja a penas en poco tiempo tras la ruptura comienza a colocar fotos en algunas redes sociales, teléfono móvil, y mensajes como de un taxi con bandera libre se tratase? El arrebato, lleva a esta estupidez, cuando el efecto que provoca en la pareja es el contrario de lo que el frustrado verdugo esperaba, más bien el rechazo, la mala interpretación, o el creer que el otro ya está recuperado. Cuándo una pareja se distancia por estas cosas, el otro se pregunta ¿Por qué he tenido que hacer esto? ¿Por qué no he tenido paciencia y sabido respetar la situación para no generar más incertidumbre? ¿Acaso no sabíamos que esto haría daño y crea dudas? Estas preguntas tienen su sentido si una de las partes está dispuesta a la renovación. Lo extraño es que se pretenda convencer de una posible renovación cuando se cometen estos actos estúpidos para llamar la atención. Es como poner un tiempo límite para que el otro reaccione pensando que así llegará a evitar que otros le quiten su plaza.

Es lógico que así se pueda cruzar una tercera persona (ya que se le ha dado la oportunidad de que pueda entrar). Es muy difícil satisfacer todas nuestras necesidades, pero esta puerta que se abre da lugar a encontrar a alguien que nos hace creer en esa parte que no encontramos en nuestra pareja. La diferencia está que tras este desahogo bien sea físico o emocional, hay que volver a la realidad, y se descubre que el problema todavía sigue ahí ¿Qué pasaría si esa tercera persona se convirtiera en nuestra pareja oficial? ¿Se acabarían los problemas? ¿Qué pasaría si esa tercera persona se llevara la carga de nuestros problemas cotidianos? ¿Buscamos a otra tercera persona, que será la cuarta, la quinta…?

Un hombre que había dejado a su esposa para casarse con su amante, al poco tiempo, convirtió a su primera esposa en la amante. En este caso, es evidente que el hombre no podía unir la estructura y la pasión en una sola persona. Finalmente optó por su primera esposa, ya que era la madre de sus hijos.

Las situaciones nunca se repiten, los que nos repetimos somos nosotros porque no cambiamos nuestra actitud de víctima. Como si el mundo tuviera que estar a nuestra “carta” ya que nos creemos únicos y diferentes. Cuando uno es joven y presenta sus buenos atributos físicos, no cae en la conciencia que el proceso de envejecimiento es natural, y lo que se presume ahora se transforma en todas aquellas variantes que llevan consigo la depresión y el poco autoestima interior. La SOBERBÍA, el tronco principal de la envidia, los celos, la desconfianza, etc, se manifiesta sin compasión. Lo contrario es la HUMILDAD. He escuchado frases como….los chicos de mi pueblo intentan enfadar a mi novio porque la mayoría me desea y están celosos de él…En fin auténticas infantilidades que no son otras que verdaderas carencias de personalidad. No todo está en la apariencia física sino en nuestro comportamiento.

El verdadero Amor no llega a esos extremos, ni amenaza con terminar la relación. Unas palabras de rabia no pueden superar esos proyectos deseados de futuro, esos momentos maravillosos en los que se sueña con un mundo de la mano. Ahí es donde ves que las palabras que se dicen no son coherentes con el lenguaje del corazón y descubres que aquello no era AMOR, sino otra cosa. Busque la palabra que más se adapte (capricho, no poder estar solo, el reloj biológico me pisa los pies, mi familia lo quiere…etc..).

¿Cómo es posible que se puedan hacer planes de futuro muy serios en un espacio de tiempo tan reducido, y cuando hay algo que no encaja se tira todo por la borda? ¿Era eso Amor? La respuesta es ¡NO! ¡ROTUNDAMENTE!

También a veces, tendemos nuestra propia trampa idolatrando a alguien, adjudicándole todo el poder y la belleza que no somos capaces de reconocer en nuestra propia vida. A esto se le puede permitir un pase, pero hay parejas que intentan imponer estos valores a través de los celos pensando que así van a ser más queridas y deseadas. Aquí es donde personas valiosas se distancian, desanimadas y desconfiadas en ese proyecto. Es como estar siempre alerta, con los niveles de ansiedad que eso supone. Se manifiestan palabras como: ten mucho cuidado que yo soy la típica persona morena, agradable y atractiva que a todos les gustaría tener…Mi jefe se enamoró de mí y me llamaba a las una de la noche para hablarme de trabajo…es cómo ¡está siempre pendiente de mí que a cualquier sitio que voy me pueden conquistar!…

La cuestión es la siguiente: ¿A quién pertenezco? ¿A mí o al mundo? Muchas de las preocupaciones diarias me sugieren que debo pertenecer sobre todo al mundo. Una pequeña crítica me enfada, y un pequeño rechazo me deprime. Una pequeña oración me levanta el espíritu, un pequeño éxito me emociona. Me animo con la misma facilidad con la que me deprimo. A menudo soy como una pequeña barca en el océano, completamente a merced de las olas. Todo el tiempo y la energía que gasto en mantener un cierto equilibrio y no caer, me demuestra que mi vida es, sobre todo, una lucha por sobrevivir: no una lucha sagrada, sino una lucha inquieta que surge de la idea equivocada de que el mundo es quien da sentido a mi vida.

Mientras siga corriendo por todas partes preguntando: ¿Me quieres? ¿Realmente me quieres?, concedo todo el poder a las voces del mundo y me pongo en la posición del esclavo. El mundo dice: Sí, te quiero si eres guapo, inteligente, gozas de buena salud. Te quiero si tienes una buena educación, un buen trabajo y buenos contactos. Te quiero si produces mucho, vendes mucho y compras mucho. Es imposible responder de forma correcta a todos estos atributos. Si sigo buscando mi verdadero yo en el mundo del amor condicional, seguiré enganchado a ese mundo, intentándolo, fallando, volviéndolo a intentar. Es un mundo que fomenta las adicciones porque lo que ofrece no puede satisfacerme en lo profundo de mi corazón.

Adicción es probablemente la palabra que mejor explica la confusión que impregna tan profundamente la sociedad contemporánea. Nuestras adicciones nos hacen agarrarnos a lo que el mundo llama “claves para la realización personal”: acumulación de poder  riquezas; logro de status y admiración; derroche de comida y bebida, y la satisfacción sexual sin distinguir entre lujuria y amor. Estas adicciones crean expectativas que no consiguen más que fracasar al intentar satisfacer nuestras necesidades más profundas.

 Todo lo anterior se resume en lo siguiente:

 “LA MEJOR MEDIDA DEL AMOR, ES UN AMOR SIN MEDIDA”

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

EL DISFRAZ DE LA DEPENDENCIA

     Cuando manifestamos una necesidad muy grande, nuestra mente genera impulsos que se traducen en fuertes deseos. Estos impulsos, producen reacciones o actos reflejos que van por delante de nuestra razón cuando se trata de alcanzar esa necesidad. Detrás de toda necesidad hay un miedo añadido a no querer perder esa fuente de estímulo que me produce placer. A esto le llamamos DEPENDENCIA. La palabra DEPENDIENTE deriva de pendiente, que cuelga, que está suspendido desde arriba, sin base, en el aire. No es fácil tomar consciencia de los límites que nos indican nuestras dependencias ya que pensamos que éstas estarán con nosotros toda la vida. Existen varios indicadores que definen la Dependencia:

 1. Negociar la libertad: nuestro tiempo.

2.  Impulsos difíciles de controlar: donde no existe un razonamiento inicial antes de actuar,    dejando que el ansia se apodere del beneficio del placer sobre todo a corto plazo, ya que a largo plazo es muy difícil de mantener debido a una falta de planificación.

3.  Dudas sobre nuestra identidad: Quizás en poco tiempo nuestros actos sean muy distintos al del lugar de partida antes del encuentro o apego con un objeto, situación o persona.

4.  Necesidad de posesión: Control sobre lo que se necesita con el fin de mantenerlo. El apegado utilizará palabras como “mi”.

5.  Forzar a una persona a que comparta la misma fuente de apego. El sueño de todo dependiente emocional es que su pareja también lo sea.

6.  Engancharse a personas estables que garanticen seguridad y no abandono.

7.  Buscar valores en modelos de pertenencia por miedo a perder el autoestima.

8.  Justificar una infelicidad relacionando hechos pasados para creer que nunca podrá llegar a ser feliz.

Las mejores cosas de la vida no pueden lograrse por la fuerza.Puedes obligar a comer, pero no puedes obligar a sentir hambre; Puedes obligar a alguien a acostarse, pero no a dormir; Puedes obligar a que te elogien, pero no a que te admiren; Puedes obligar a que te cuenten un secreto, pero no a confiar; Puedes obligar a que te sirvan, pero no a que te amen”.(Walter Riso).

      Cuando no podemos conseguir lo que queremos, aumenta nuestra necesidad de control y con ella el enfado y la rabia, creyendo que no somos capaces de mantener lo que deseamos. He aquí donde nace la FRUSTRACIÓN y la ANSIEDAD. Esta ansiedad se manifiesta en las personas que no tienen una coherencia respecto a lo que dicen, hacen y piensan. Al darnos cuenta que hemos obrado con rapidez y poca viabilidad sobre el impulso manifestado, utilizaremos también etiquetas para definirnos y excusarnos cuando una situación no nos interesa, como “yo soy así”, es que “yo pienso siempre así”, etc. Todas tienen un efecto de falta de capacidad para evolucionar y enfrentarse a nuevos retos. Es mejor “ser así” y con ello no hacer nada para esforzarme. Este tipo de mentalidad se manifiesta en aquellas personas que debido a sus dependencias no han desarrollado una suficiente madurez emocional para afrontar esa determinada situación concreta.

      Según Bornstein, R. F (2005) “The dependent Patientt” Se dice que una persona es emocionalmente infantil cuando cumple con los siguientes requisitos:

a)      Bajos umbrales para el dolor. No soportarás la incomodidad, provenga de donde provenga. El menor sufrimiento será una pesadilla y harás cualquier cosa para evitar el dolor físico o psicológico.

b)      Búsqueda exagerada de sensaciones. Tu actitud será la de un devorador de emociones. Nada será suficiente para tí y te comportarás como un adicto a la novedad y a la estimulación.

c)      Baja tolerancia a la frustración. Si las cosas no son como te gustaría que fueran, te atacará la ira y harás pataletas, reales o fingidas, pero pataletas al fin.

d)      Afrontamiento de las emociones. Cuando tengas un problema, te preocuparás más en aliviar el malestar que sientes que en resolver la cuestión en sí. Quedarán por tanto sin solucionar.

e)      Tendrás dificultades para observarte a ti mismo.

f)        Tu mente no estará preparada para la pérdida porque defenderás que el mundo es estático y poco cambiante.

g)      Tu autocontrol será deficiente y los estímulos tendrán un gran poder sobre tu conducta. Es posible que actúes y luego pienses.

  

LA PRINCESA QUE QUERÍA UN MARIDO (JORGE BUCAY)

 Había una vez una princesa, que quería encontrar un esposo digno de ella, que la amase verdaderamente. Para lo cual puso una condición: elegiría marido entre todos los que fueran capaces de estar 365 días al lado del muro del palacio donde ella vivía, sin separarse ni un solo día. Se presentaron centenares, miles de pretendientes a la corona real. Pero claro al primer frío la mitad se fue, cuando empezaron los calores se fue la mitad de la otra mitad, cuando empezaron a gastarse los cojines y se terminó la comida, la mitad de la mitad de la mitad, también se fue.

Habían empezado el primero de enero, cuando entró diciembre, empezaron de nuevo los fríos, y solamente quedó un joven. Todos los demás se habían ido, cansados, aburridos, pensando que ningún amor valía la pena. Solamente éste joven que había adorado a la princesa desde siempre, estaba allí, anclado en esa pared y ese muro, esperando pacientemente que pasaran los 365 días. La princesa que había despreciado a todos, cuando vio que este muchacho se quedaba empezó a mirarlo, pensando, que quizás ese hombre la quisiera de verdad. Lo había espiado en Octubre, había pasado frente a él en Noviembre y en Diciembre disfrazada de campesina le había dejado un poco de agua y un poco de comida, le había visto los ojos y se había dado cuenta de su mirada serena.

Entonces le había dicho al rey:

-Padre creo que finalmente vas a tener un casamiento, y que por fin vas a tener nietos, este es el hombre que de verdad me quiere.

El rey se había puesto contento y comenzó a prepararlo todo. La ceremonia, el banquete e incluso, le hizo saber al joven, a través de la guardia, que el primero de Enero, cuando se cumplieran los 365 días, lo esperaba en el palacio porque quería hablar con él.

Todo estaba preparado, el pueblo estaba contento, todo el mundo esperaba ansiosamente el primero de Enero. El 31 de Diciembre, el día después de haber pasado las 364 noches y los 365 días allí, el joven se levantó del muro y se marchó. Fue hasta su casa y fue a ver a su madre, y ésta le dijo:
– Hijo querías tanto a la princesa, estuviste allí 364 noches, 365 días y el último día te fuiste.
¿Qué pasó?, ¿No pudiste aguantar un día más?
Y el hijo contestó:
– ¿Sabes madre? Me enteré que me había visto, me enteré que me había elegido, me enteré que le había dicho a su padre que se iba a casar conmigo y, a pesar de eso, no fue capaz de evitarme una sola noche de dolor, pudiendo hacerlo, no me evitó una sola noche de sufrimiento. Alguien que no es capaz de evitarte una noche de sufrimiento no merece de mi, 
Amor, ¿verdad madre?

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

QUEMAR NUESTRAS NAVES

Esta es la historia de todo aquél que en algún momento de su vida ha tenido que arriesgarse al máximo porque era la única alternativa que le quedaba:

UN GUERRERO QUE QUEMÓ SUS NAVES

 Hace mucho tiempo, un gran guerrero afrontó una situación que requería de él una decisión que garantizara su éxito en el campo de batalla. Iba a enviar sus tropas contra un enemigo poderoso, cuyos hombres superaban a los suyos en número. Embarcó a sus soldados, navegó hacia el país enemigo, desembarcó soldados y equipos y dio la orden de quemar las naves que los habían llevado hasta allí. Al dirigirse a sus hombres antes de la primera batalla, dijo: <<Ved cómo los barcos se convierten en humo. ¡Eso significa que no podremos dejar estas playas vivos a menos que ganemos! ¡Ahora no tenemos opción: venceremos o moriremos!>>.Vencieron. (Napoleón Hill.1937).

Ser valiente no es sinónimo de pérdida al miedo. Ser valiente es sentir miedo y enfrentarse a él. La valentía es tener conciencia del riesgo que se presente. Arriesgar siempre es positivo cuando el riesgo es controlado. No podemos arriesgarnos por los impulsos de la necesidad a corto plazo ya que alimentamos nuestras ansias agotando todos los recursos sin dejar nada para el mañana.

Aunque por muy relevante que la razón se imponga en nuestros criterios, siempre hay que escuchar ese sexto sentido. Esa intuición que tenemos por algo y que se manifiesta físicamente en algún rincón de nuestro cuerpo a través de nuestros deseos o pensamientos. He ahí el MISTERIO de arriesgar. Dicen que las mejores opciones salen del corazón. Abre bien los ojos y los oídos si tu corazón está llamando a tu puerta. No lo dudes y abraza ese momento.

Las cosas son más sencillas de lo que parecen, y nos pasamos la vida buscando y rebuscando alternativas. Una ALTERNATIVA es una estrategia que debemos tomar para cambiar un aspecto concreto presente. Solemos tomar alternativas cuando la situación nos inquieta o se está al límite con un problema a resolver. Al encontramos con el problema, lo más probable es que saquemos de la manga varias alternativas. Hablo en plural porque si tuviésemos claro como primera intención qué hacer, la alternativa sería tan solo una.

Para definir bien una alternativa frente a varias, lo primero que hay que aprender es a definir el problema o la situación. Nos empeñamos en ver las soluciones sin tener en cuenta el punto de partida. Puede que usted trabaje en un lugar donde tenga la sensación de creer que tiene añadido a su espalda una gran carga que le impida realizar sus tareas de manera ágil y dinámica. Siente que está limitado, que no puede crecer profesionalmente, que cuando alza sus brazos se encuentra un techo encima, que la gente que le rodea no le ayuda, que cada día su cuerpo le da un aviso con un dolor concreto (dolor en el pecho, cabeza,etc..).

Realice un simple ejercicio:

1. Defina su problema.

2. Escriba todas las alternativas posibles (no se preocupe si son exageradas o estúpidas,  todo tiene su motivo y explicación).

3. Vaya realizando una selección de cada una de ellas hasta quedarse con dos alternativas. Elija tan solo una.

4. Sea consciente de lo que tiene que aportar y el esfuerzo que debe depositar para seguir ese camino.

5. Ponga una fecha para ejecutarla y llevarla a cabo.

6. Mirar atrás sólo para recordar nuestro punto de partida, no para pensar cómo hubiese sido el otro camino. Porque una alternativa tendrá unas consecuencias concretas respecto a la otra. El peor error es creer que uno se ha confundido en la opción.

La ejecución del plan de acción de una alternativa nos lleva a la ejecución del propósito deseado. Si no tenemos un propósito, nuestra dirección de destino se bloqueará por una escasez de objetivos. Tan perjudicial es una falta de propósito como el exceso del mismo. El exceso de propósito es un estímulo muy potente que dura poco tiempo. Dejamos nuestro pensamiento volar, sintiendo las cosas que podemos llegar a sentir si conseguimos ese propósito. El inconveniente está en que podemos pensar mucho, podemos dejar que el tiempo arregle las cosas y las solucione, pero si no creamos las oportunidades jamás tendremos esa fortuna por el cambio. La suerte es cosa del tiempo y del azar, y la buena suerte es todo lo que podemos hacer para encontrar oportunidades.

Recuerde algún momento de su vida donde consiguió hacer algo que creía imposible o difícil. Recuerde qué sentía, qué había a su alrededor. Por qué consideró importante ese hecho y lo consiguió. Qué sensación tenía…qué colores, olores, como se movían las cosas, las personas, etc. Realícese las siguientes preguntas:

¿Mis actos se adaptan a mis pensamientos y deseos?

¿Soy consciente de lo que tengo que dar para ganar eso que quiero?

¿Cuándo voy a empezar?

¿Por qué no lo he hecho esto antes?

Minientrada | Publicado el por | 1 Comentario